Evaluación y Diagnóstico del Síndrome del Intestino Irritable

Es fundamental hacer una correcta evaluación para su diagnóstico del Síndrome del Intestino Irritable descartar que haya otras enfermedades digestivas que puedan provocar síntomas similares.

Los signos y síntomas del síndrome del intestino irritable pueden variar ampliamente de una persona a otra y, a menudo parecerse a los de otras enfermedades.

Entre los más comunes se encuentran:

  • Dolor o calambres abdominales
  • Una sensación de hinchazón
  • Gas
  • Diarrea o estreñimiento – a veces alternan episodios de estreñimiento y diarrea
  • Moco en las heces

Para la mayoría de la gente, el SII es una enfermedad crónica, aunque es probable que haya momentos en los que los signos y síntomas son peores y momentos en los que mejoran o incluso desaparecen por completo.

Cuándo consultar a un médico

Aunque como 1 de cada 5 adultos tiene signos y síntomas del síndrome del intestino irritable, menos de 1 de cada 5 que tienen síntomas buscan ayuda médica.

Sin embargo, es importante ver a su médico si usted tiene un cambio persistente en los hábitos intestinales o si usted tiene cualesquiera otros signos o síntomas de SII debido a que estos puede indicar una enfermedad más grave, como el cáncer de colon.

Los síntomas que pueden indicar una condición más grave se incluyen:

  • Sangrado rectal
  • Dolor abdominal que progresa o se produce en la noche
  • Pérdida de peso

Su médico puede ser capaz de ayudarle a encontrar maneras de aliviar los síntomas, así como descartar afecciones de colon, como la enfermedad inflamatoria intestinal y el cáncer de colon. También puede ayudarle a evitar posibles complicaciones de problemas como la diarrea crónica.

Pincha aquí para recuperar tu salud y vivir una vida laaaarga, ¡Sin el Síndrome Del Colon Irritable!…

Evaluación y diagnóstico del Síndrome del Intestino

Que exámenes hacer

Se realiza una exploración física que incluye examen pélvico y tacto rectal. Además, se lleva a cabo una evaluación inicial por medio de los siguientes análisis:

  • Los análisis, los estudios por imágenes y los procedimientos serán determinados por los antecedentes, la historia clínica y el examen físico.
  • Análisis de sangre – para evaluar la anemia, infección o una enfermedad causada por inflamación o irritación.
  • Análisis y cultivo de orina – para evaluar si hay infección del tracto urinario.
  • Muestra fecal – para realizar un cultivo y verificar que no haya bacterias ni parásitos que puedan causar la diarrea.
  • Análisis de sangre oculta en heces – para evaluar si hay una fuente inflamatoria en el tracto gastrointestinal.
  • Endoscopía – para examinar la parte interna del tracto digestivo. También pueden obtenerse muestras de tejidos del interior del tracto digestivo para efectuar un análisis y una evaluación médica.

Los pacientes más jóvenes que presenten diarrea persistente pueden requerir una endoscopia para buscar una enfermedad intestinal inflamatoria (enfermedad de Crohn o colitis ulcerativa).

A los pacientes mayores de 50 años que sufren del Síndrome del Intestino Irritable se los debe examinar en búsqueda de cáncer de colon.

Si la evaluación inicial es negativa y los síntomas persisten, se aconseja utilizar estudios adicionales para excluir mala absorción, enfermedades inflamatorias, infecciones y cáncer de colon.

Estos estudios son: enema con bario, cribado en busca de mala absorción, colonoscopia y prueba de tolerancia a la lactosa.

¿Qué te ha parecido? ¿Nos ayudas a compartir este post con tus amigos de Facebook o Twitter?Esta información puede ser importante para ellos…

, , , ,

....

Deja un comentario

Powered by WordPress. Designed by WooThemes